Hágase el Agua: una lectura pedagógica Carlos Eduardo Angel Villegas Biólogo U.N. Esp. Ingeniería Ambiental

 

Carlos Eduardo Ange Hagase el Agua.jpg

Hace algunas semanas el Señor presidente Juan Manuel Santos prologó y presentó el libro “Hágase el agua” escrito por el señor Seth M. Siegel. Me lo regalaron y lo he leído con especial interés, no sólo porque el tema hídrico siempre ha sido de mi interés profesional, sino porque conocer otras realidades puede ayudar a mejorar la propia.

El texto narra con lujo de detalles y la correspondiente documentación la evolución del Estado de Israel, desde los momentos del sionismo a finales del XIX y comienzos del XX hasta la realidad actual, desde la óptica de la gestión del recurso estratégico fundamental por excelencia: el agua.

Creo que es de común aceptación la imagen del territorio de Israel como un gran desierto, que se ha convertido en referente de desarrollo y generación de conocimiento, así como de un eterno conflicto entre religiones y modos de entender la existencia. Pues bien, Siegel nos muestra cómo ese desarrollo no hubiera sido posible sin el cumplimiento de tres acuerdos políticos que se han mantenido desde que comienza el repoblamiento judío a finales de los años 30 del siglo XX: primero, el agua es el recurso estratégico indispensable para la existencia; segundo, la planeación adecuada del recurso debe proponer las soluciones que se requieren para el desarrollo del país y, tercero: el cumplimiento de lo planeado es política de Estado y solo podrá ser cambiada para mejorar las condiciones propuestas.

Bajo este esquema desarrollaron toda una serie de medidas técnicas que concluyeron en el desarrollo de tecnologías de tratamiento de aguas que les permiten a los israelíes: explotar de manera sostenible sus acuíferos; desalinizar a muy bajos costos enormes cantidades de agua de mar; depurar y reutilizar las aguas servidas de sus comunidades; distribuir el agua a quienes y donde se necesita. De manera que no sólo producen y exportan grandes cantidades de agua y alimentos producidos con base en sistemas de riego eficientes en lo que era un desierto, sino también manejan un sistema nacional. Lo anterior ha estado soportado por una serie de necesarias medidas políticas tales como: la administración del agua es un asunto técnico, independiente de autoridades y decisiones de los políticos de turno; el precio del servicio debe ser competitivo (y no hay lugar para subsidios) tanto para el sector agrícola, como para los sectores doméstico e industrial y, tercero, el desperdicio y las pérdidas técnicas no son aceptables.

En nuestro país, da tristeza aceptarlo, lo entendimos al revés: tenemos más agua que cualquier otro país del mismo tamaño, por lo tanto podemos desperdiciarla; las pérdidas técnicas de los acueductos se subsanan con justificaciones; y las aguas servidas se le mandan a los habitantes aguas abajo, ya ellos verán. En materia política la cosa es parecida: cada municipio verá como maneja sus acueductos; los subsidios servirán para obtener votos y las tarifas dependerán de la voracidad de las administraciones. Hoy tenemos cuencas absolutamente contaminadas: Bogotá,  Chicamocha, Combeima, alto Cauca, por citar las más representativas. En nuestro país cerca del 40% de los municipios tiene plantas de tratamiento de aguas residuales, sin embargo, menos de la mitad de estas funcionan y no siempre bien, y los ríos, que alimentaron buena parte de nuestra población, hoy están convertidos en desiertos productivos como son los casos del Magdalena y el Cauca.

Ojalá el libro lo lean quienes gestionan el agua y políticos bien intencionados (que también los hay), lo comprendan y promuevan un mejoramiento en el manejo de este recurso que podría ser fuente de bienestar, riqueza y paz.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s