El accionar colectivo de la organización social Alianza por el Agua y sus prácticas de resistencia comunitaria en la defensa por el territorio. por Laura Dayane Espitia Arias

dayane.jpg

El presente artículo tiene como propósito visibilizar  la relevancia del accionar de la organización social ambiental Alianza por el Agua, a través del reconocimiento de sus dinámicas,  abordadas en el ejercicio de la búsqueda de la participación de las comunidades pertenecientes a dieciocho municipios del departamento de Cundinamarca.

Se pretende entonces, dar cuenta del  papel de los movimientos sociales como actores educativos, en los cuales se posicionan herramientas que denotan alternativas de lucha para el trabajo comunitario dentro de los territorios. Esto último,  en concordancia al rescate de la memoria de los pueblos, de la mano del uso sostenible de los recursos  naturales en armonía con los ecosistemas,  como mecanismo de preservación de la vida.

Particularmente, resumiré la propuesta de trabajo colectivo nacido desde la organización social ambiental Alianza por el Agua con el fin de identificar su misión y visión de lucha por la vida desde sus propósitos emancipatorios a través de las denuncias que a lo largo de su proceso de “caminar el territorio” han adelantado y especialmente en lo referente al proyecto UPME (Unidad de planeación minero energético) a través del cual, acorde a las denuncias generadas por la organización se continuará la devastación de los reservorios de vida en los territorios de dieciocho municipios de Cundinamarca. Ahora bien, partiendo de esta óptica; el reconocimiento de la visión del territorio, así como las posturas educativas de Alianza por el Agua estructuran para la organización propuestas de diálogo de saberes que articulan la resistencia y protección de todos los recursos, haciendo especial énfasis en la defensa del Agua.

Alianza por el agua  es una organización que nace de la reunión de distintos procesos sociales y ambientales en el departamento de Cundinamarca. Algunos miembros del equipo vienen trabajando en el tema de preservación de animales desde hace cinco años. Otros trabajan en el tema de educación en veredas desde hace más de cuatro  años y otros haciendo un trabajo social sobre aprendizaje y posicionamiento político. La organización, viene desarrollando  desde hace tres  años y medio el ejercicio de ser caminantes del territorio recorriendo los municipios de Cundinamarca  donde se visibiliza  una problemática importante con el tema hídrico. Es aquí, donde nace la iniciativa de establecer programas de índole no sólo activista sino de carácter educativo.  Alianza por el Agua es un colectivo  de estructura horizontal. Sin embargo, en este momento por contextos políticos han generado vocerías y representantes con el propósito de visibilizar los procesos de otra manera partiendo de gestores específicos de liderazgo.

Actualmente, la organización  Alianza por el Agua viene haciendo una fuerte resistencia a la implementación de los trazados de transmisión energética que impactan la salud humana y atentan contra la vida silvestre y el agua afectando a  comunidades de los municipios  contemplados  para  el trazado del proyecto denominado UPME (Unidad de planeación minero energética). Esta resistencia, implica proporcionar estrategias de identificación y reconocimiento de  las transformaciones  sociales generadas por los procesos de impacto ambiental resultantes de la implementación de subestaciones e  infraestructuras eléctricas en los territorios. Estas últimas, determinan la fragmentación de los territorios y la emisión de ondas electromagnéticas. Las consecuencias de lo anterior, se traducen en la  alteración  de manera irreparable de  la dinámica y armonía de las especies tanto de fauna como flora que en la actualidad constituyen la fuente principal de la  biodiversidad y el desarrollo sostenible forjado en los territorios a lo largo del tiempo.

Ahora bien, la importancia de resaltar el accionar de la organización Alianza por el Agua, es la oportunidad de reconocer las valiosas herramientas que se pueden implementar desde la Educación Ambiental como pilar de denuncia, lucha, resistencia y ante todo protección de los recursos naturales encaminados a su uso sostenible como mecanismos  de empoderamiento y construcción del territorio por  parte las comunidades.

Laura Dayane Espitia Arias, licenciada en Biología de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Magistra en Educación de la Pontificia Universidad Javeriana, conferencista en procesos de liderazgo, gestión educativa y desarrollo de habilidades en didáctica, neurociencia y educación ambiental

http://www.registrourbano.com

@RegistroUrbano.com

Alianza.png

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s