IMG_4129

Desde hace más de un año, la Gobernación de Cundinamarca en cabeza de la dirección de movilidad, viene desarrollando el programa GPS, donde se busca mejorar la movilidad y mitigar la accidentalidad en gran parte de la sabana de Bogotá, alrededor de 34 personas salen diariamente a las carreteras a articular la movilidad, desde Chía hasta Mosquera.

Este programa que viene desarrollando el gobierno departamental, está pensando en las necesidades de transporte al interior de la sabana, pues algunos puntos álgidos de la movilidad como los son el rompoy de Siberia y la variante Cota-Chía, vienen presentando un mejor desempeño en frecuencia y velocidad, además estos funcionarios públicos respaldan la labor de la policía de carreteras, en términos de organización y logística.

No hay que pasar por alto, el interés pedagógico, con el cual han implementado estos planes en movilidad, debido a que el trabajo con ciclistas, pasajeros de bus intermunicipal, peatones y motocicletas ha sido activo, con la intención de crear una cultura de la movilidad en los más importantes corredores viales, y así proteger la vida de todos los ciudadanos.

La oficina de Dirección de Movilidad quien viene ejecutando este programa, también está pensando en la implementación de un plan de monitoreo vial, que se encargaría de registrar, analizar y buscar alternativas a la movilidad en la sabana, aunque ya existen algunos radares ubicados en lugares estratégicos, la carga de tránsito en este sector es muy grande, por esto la necesidad de mejorar ostensiblemente las frecuencias y velocidades, con las cuales los vehículos se desplazan.

Anuncios